En mi anterior post te expliqué qué es un administrativo online y te di algunas pinceladas sobre tareas que los administrativos online o asistentes virtuales podemos hacer por ti.

Hoy me gustaría meterme un poco más de lleno en los beneficios que puede tener para tu negocio contar con la ayuda de un asistente virtual.

Son muchos los clientes que todavía tienen dudas acerca de cuándo es el mejor momento para comenzar a delegar tareas o contratar un asistente virtual.

Los asistentes virtuales no hemos salido de ninguna película de ciencia ficción, y lo cierto es que con el boom del teletrabajo, nuestros servicios son cada vez más demandados.

Si eres un emprendedor o empresa y sientes que te faltan horas en el día, quizás sea el momento perfecto para buscar una ayuda externa.

Por eso hoy te quiero contar los 10 beneficios de trabajar con un asistente virtual.

Sobre todo, para optimizar tu tiempo y mejorar la rentabilidad de tu empresa.

El tiempo que dedicas a tu negocio debería ser tiempo de calidad. Pero en ocasiones, ocurre que nos sobrecargamos de tareas que no son productivas, haciéndonos perder los nervios.

Muchos de mis clientes descansan mejor sabiendo que pueden delegar parte de esas tareas improductivas en mí, evitando así perder clientes y centrándose en aquello que realmente les importa, hacer crecer sus negocios.

Principales beneficios de contratar a un asistente virtual

1. No necesitas un espacio extra en tu oficina

Uno de los principales beneficios de contar con un asistente virtual es que no necesitas ampliar el espacio dentro de tu negocio u oficina.

El asistente virtual es un profesional independiente, que realiza su trabajo desde su propio espacio u oficina.

Tan solo tendrás que contratar los servicios que necesites y acordar las funciones a desempeñar. Así de fácil.

2. Optimiza tu tiempo

La mayoría de los clientes que contratan mis servicios como asistente virtual lo hacen porque les faltan horas en el día.

Asuntos tan banales como responder correos, atender las redes sociales o gestionar la agenda de clientes pueden conllevar un gran consumo de tiempo.

En estos casos, contar con la ayuda de un asistente virtual puede significar un importante aumento en tu productividad diaria.

3. Ahorro de equipos, consumibles y material de oficina

Haz números y lo verás claro. 

Contratar un administrativo presencial conlleva una serie de gastos que tendrás que asumir sí o sí: mobiliario, ordenadores, consumibles, material de oficina…

Sin embargo, los asistentes virtuales trabajan desde su propia oficina, por lo que son ellos mismos quienes se hacen cargo de estos gastos inherentes a su trabajo.

¡Imagina todo lo que te ahorrarás en cafés!

4. Comunicación permanente

Que trabajemos desde casa no significa que no estemos comunicados con nuestros clientes. 

Las nuevas tecnologías nos permiten estar permanentemente comunicados, gracias sobre todo a Internet.

Ya no importa donde nos encontremos físicamente, siempre que lo necesites, estaré disponible a tan solo un click o llamada de distancia.

5. Mejor atención para tus clientes.

Seguro que en más de una ocasión has sentido que no podías abarcar más, dejando pasar oportunidades o perdiendo nuevos clientes.

Sabes que tus clientes deberían ser lo primero y recibir la mejor atención por tu parte, pero la vida no te da para más, y acabas por desatenderlos.

Un asistente virtual puede ayudarte respondiendo correos, enviando presupuestos o atendiendo las llamadas de tus clientes cuando tú estés ocupado.

Esto hará que no pierdas nuevas oportunidades para tu negocio y lo más importante: que los clientes sigan sintiendo que son tu prioridad más importante.

6. Menos interrupciones, más tranquilidad.

Todos sabemos lo terrible que es una jornada cargada de interrupciones constantes.

Para poder desarrollar un trabajo de calidad y ofrecer la mejor experiencia para tus clientes, tienes que estar tranquilo y concentrado en tu trabajo.

Cuando el teléfono no para de sonar, no cesan las notificaciones o tienes que consultar el correo cada 10 minutos, tu jornada se convierte en un auténtico caos y sientes que no rindes nada.

Contar con un asistente virtual que se encargue de atender estas tareas te aportará la tranquilidad que necesitas para poder realizar un trabajo de calidad, sin perder tu concentración.

7. Tu negocio abierto 24/07

Esta es la magia de Internet. Puedes estar siempre disponible aunque no estés disponible.

Un viaje, unas vacaciones “de verdad”, o simplemente porque te encuentras enfermo algún día (sí, los autónomos también nos enfermamos a veces).

En estos casos, será un tremendo alivio para ti saber que tu negocio no se quedará desatendido, y que puedes contar con alguien que te eche un cable mientras tú no estás disponible.

Y si hay que apagar algún fuego urgente, será tu persona de confianza quien se ponga en contacto contigo, y no un cliente echando chispas.

Como ves, tu negocio nunca para.

8. Productividad de la buena

¿Alguna vez te ha pasado que tenías tantas tareas pendientes en un día que ha sido imposible realizarlas todas?

O quizás un día apenas tienes nada por hacer, pero el siguiente no te levantas de la silla hasta pasadas las 12 de la noche.

Seguro que te sientes identificado.

Es algo bastante común en aquellos autónomos o emprendedores que manejan sus propios negocios. Sienten que no son capaces de ser eficientes y productivos.

Contar con la ayuda de un asistente virtual te puede ayudar a organizar tu tiempo con una gestión más eficiente del mismo.

Recuerda que la organización es una de nuestras tareas clave, y podemos ayudarte a gestionar tu tiempo para que este sea de verdad, productivo.

9. Imagen profesional.

¿Por qué no? Tus clientes merecen sentirse importantes.

Contratar los servicios de un asistente virtual puede dotarte de una imagen más profesional y cierto “estatus” ante tus clientes.

Ser atendido de forma profesional por un asistente personal generará en tus clientes la sensación de que están siendo atendidos por profesionales, generando una mayor confianza.

10. Más tiempo para ti.

Porque el tiempo es el recurso más importante, y en ocasiones el menos valorado.

Si eres tú mismo quien se encarga de realizar todas las tareas dentro de tu negocio, siempre tendrás la mente puesta en él, lo que te impedirá desconectar por completo.

Todos necesitamos disponer de tiempo para nosotros mismos de vez en cuando, y no creo que cuando montaste tu empresa lo hicieras pensando en trabajar las 24 horas del día.

Delegar parte de tus tareas en un asistente virtual te ayudará a disponer de ese tiempo tan necesario sin desfallecer por el camino.

Si estás en este punto y necesitas que una mano amiga te ayude a seguir haciendo crecer tu negocio, cuenta conmigo. Estaré encantado de ayudarte.

Abrir chat
1
¡hey! Avísame que enciendo la cafetera☕.
¿Hablamos?

*Aceptas recibir información y promociones de interés por WhatsApp y estás de acuerdo con mi política de priovacidad al enviar el mensaje.